El Tour de la Paz concluye su vuelta ciclista y entrega su libro de firmas a la Universidad Nacional An-Najah

 

 Una delegación del Tour de la Paz, representada por Agnes Vana de Austria y Irshad Patel del Reino Unido, visitó el Departamento de Relaciones Públicas de la Universidad Nacional An-Najah y presentó su libro de firmas al coordinador del Programa de Intercambio Juvenil Zajel, Ala Yousef. Este libro ha acompañado a los cuarenta y tres ciclistas que empezaron el tour el domingo 6 de agosto en Londres.

 

Su misión los ha llevado a lo largo de diez países, partiendo del Reino Unido y recorriendo Francia, Bélgica, Luxemburgo, Alemania, Suiza y atravesando los Alpes para llegar a Italia. Desde Roma volaron a Damasco, donde iniciaron el recorrido por Oriente Medio visitando varios campos de refugiados en Siria, Jordania y Palestina. Pudieron cruzar sin problemas las fronteras de Cisjordania, pero en el Puente del Rey Hussein experimentaron por sí mismos las medidas de seguridad israelíes.

 

Tuvieron que esperar en el punto fronterizo durante ocho horas hasta que finalmente les permitieron entrar en el país. Estaba previsto que pasaran la primera noche en el campamento de refugiados de Al Faraa, donde les habían organizado un partido de fútbol, pero se les negó la entrada en el checkpoint de Al Hamra.

 

En su segundo día en Palestina fueron retenidos durante siete horas en el checkpoint de Al Jalameh, en su camino a Jenin. Los ciclistas mostraron una gran paciencia, a pesar del trato recibido por los soldados israelíes. Sólo a dos de los ciclistas se les permitió usar los servicios, y cuando sus anfitriones intentaron pasarles agua por el checkpoint sólo pudieron entregarles dos botellas. Tras tres días de intentos y espera, los ciclistas por la paz pudieron entrar finalmente  en Cisjordania y continuar su ruta hacia Jerusalén.

 

En Cisjordania les tocó sufrir un calor agobiante, un terreno abrupto y las constantes interferencias del ejército israelí. Los ciclistas aseguraron que la jornada más dura fue la de Wadi Nar (el Valle de Fuego), la única ruta posible que les queda a los palestinos para llegar a Belén. La dificultad del terreno unida al sofocante calor del mediodía no podía compararse con nada de lo que habían experimentado hasta el momento, ni siquiera con los Alpes.

 

En su ruta hacia Jerusalén visitaron Qalqilya, donde se toparon por primera vez con el Muro. "Puedes verlo en fotos, pero nada puede prepararte para verlo con tus propios ojos", afirmó Agnes. Desde allí, continuaron hacia Nablus, Ramala, Belén y Hebrón, donde concluyeron su viaje rezando la oración del Viernés en la mexquita Al-Aqsa.

 

El libro que presentaron a la Universidad An-Najah, y que estará disponible en Internet, contiene los mensajes de apoyo y solidaridad de las personas y colectivos que los ciclistas han conocido a lo largo de su épico viaje. Irshad declaró que "hemos elegido la Universidad Nacional An-Najah porque pensamos que el libro debía ser presentado donde pudiera ser accesible para todos, y qué mejor lugar que esta universidad".

 

Agnes, Irshad y el resto de ciclistas estuvieron de acuerdo en que la culminación del Tour de la Paz 2006 no supone el final de sus acciones, sino que la experiencia adquirida y las emociones vividasa pueden llevar a un mayor esfuerzo en pos de la justicia, la libertad y la paz en Palestina.

 

El coordinador del programa Zajel recibió el regalo y agradeció sus esfuerzos al Tour de la Paz, señalando que "la labor desempeñada por los ciclistas es muy apreciada por el pueblo palestino. Consideramos que los voluntarios internacionales son nuestros hermanos y hermanas en nuestra lucha por la paz y la justicia".

 

 

 

- Home -

© All Copyrights Reserved - An-Najah National University - Zajel Youth Exchange Program 2005

Translated by: Nadia Hasan