Una delegación de la OLP en Washington visita la universidad de An-Najah

 

 

El pasado miércoles la universidad acogió a un grupo de estudiantes americanos que visitó las instalaciones del campus y asistió a una reunión con representantes de An-Najah. El grupo, integrado por estudiantes de carreras tan distintas como Ingeniería, Ciencias Políticas o Medicina, visitó la universidad como parte de un viaje de dos semanas por los Territorios Ocupados, a pesar de que a su guía le fuese prohibida la entrada en Israel y fuese deportado en el aeropuerto de Ben Gurion. Organizada por una delegación de la OLP en Washington, su visita a Palestina estaba motivada por el deseo de adquirir un conocimiento directo de las consecuencias que la ocupación ha tenido sobre las vidas de los palestinos.

 

Durante la reunión –celebrada en el auditorio del campus antiguo- estudiantes americanos y locales pertenecientes a facciones políticas distintas debatieron sobre diversos temas relacionados con la ocupación israelí. El grupo americano mostró un gran interés por conocer los puntos de vista de nuestros estudiantes en relación a tópicos tales como el programa político de Hamas o las consecuencias directas de la política unilateral del gobierno israelí.

 

La charla fue introducida por Saed Abu-Hijleh, director del Departamento de Relaciones Públicas de la universidad, quien hizo una breve exposición en relación a la actual Intifada y recordó que Israel ha establecido más de 100 colonias en dos años, poniendo fin de este modo a las negociaciones de paz que se habían estado llevando a cabo hasta ese momento. A pesar de las atrocidades cometidas hacia los palestinos desde el principio de la Intifada, y de las continuas anexiones que Israel intenta llevar a cabo, Abu Hijleh hexplicó que Palestina está haciendo frente a mucha presión por parte de Israel y los Estados Unidos para que reconozca a Israel como país. Comparó la situación de Palestina con casos similares en la historia, señalando la paradoja que supone el hecho de que sean las naciones colonizadas las que por regla general son forzadas a aceptar a sus colonizadores como pre-requisito para las negociaciones de paz.

 

Los estudiantes americanos se interesaron por saber más sobre posibles actividades conjuntas entre israelíes y palestinos, y de qué modo éstas podrían marcar un punto de inflexión en una futura co-existencia. Como nuestros estudiantes explicaron, ha habido un cierto número de actividades en cooperación -tales como campos de trabajo de verano-, pero suelen tener que hacer frente a algún tipo de interferencia por parte del gobierno israelí –en una ocasión los participantes del campo de trabajo fueron objeto de espionaje-. Otro ejemplo de cooperación es el fútbol, tan capaz de sentar lado a lado a pueblos extraordinariamente diversos. En noviembre del 2005, el F.C. Barcelona jugó un partidocontra el denominado “Equipo de la paz”, integrado por jugadores palestinos como israelíes. Sin embargo, los jugadores palestinos han tenido que soportar ser tratados a menudo como “traidores” por formar parte de un equipo mixto. Una posible razón: como explica Abu Hijleh, Israel ha adoptado siempre una postura de “dejar morir a nuestros padres y abuelos y dialogar con los jóvenes”. En su opinión, Israel prefiere negociar con las nuevas generaciones por ser consideradas susceptibles de olvidar su historia, sus derechos y la situación de los refugiados, mientras que las generaciones precedentes lo llevan grabado en su memoria ya que han vivido bajo la ocupación durante la mayor parte de sus vidas. Como sugiere uno de los estudiantes locales, no se imagina pasando un buen rato con un israelí y encontrárselo luego en un checkpoint, símbolo de la imagen más desdeñosa de la ocupación.

 

Tanto los estudiantes pertenecientes al bloque islámico como aquellos de Al-Fatah coincidieron en diferenciar judíos de israelíes, recalcando que su rechazo no es hacia la religión, sino una cuestión de política. Por otro lado, no dudaron en afirmar que las cuantiosas diferencias entre las diversas facciones políticas palestinas no suponen ningún problema, ya que todas ellas cooperan cuando se trata de luchar por la libertad del pueblo palestino.

 

De entre el público americano se alzó la pregunta sobre el programa práctico de Hamas, así como sobre las posibles razones que han motivado un acercamiento tan marcado hacia la religión. Como explicó un estudiante de la facción islámica, la clave del éxito de Hamas radica en que provee facilidades sociales de las que también se benefician los estudiantes universitarios recién llegados. Éstos son asesorados durante sus primeros tiempos en la universidad y se les ayuda a la hora de encontrar alojamiento y a llevar a cabo los trámites administrativos necesarios. La Intifada ha traído consigo un retorno a valores religiosos directamente relacionado con el sufrimiento diario del pueblo palestino, que se vuelve hacia la religión en busca de un referente moral. Desde el bloque islámico se aseguró que eso no significa que Hamas vaya a convertir la religión en algo obligatorio: “Olvidaos de Iran o de Arabia Saudí. Esto no va a pasar aquí, no vamos a obligar a nadie”. Hasta ahora Hamas se ha negado rotundamente a reconocer la existencia de un estado israelí, aunque el partido ofrece una tregua a largo plazo si Israel abandona las tierras ocupadas en la guerra de 1967.

 

Alaa Yousef, coordinador del Programa de Intercambio Juvenil Zajel del Departamento de Relaciones Públicas, habló de las incursiones diarias de las que está siendo víctima la ciudad desde la larga invasión que tuvo lugar en abril del 2002, compartiendo con los estudiantes americanos su propia experiencia. Como ejemplo de las atrocidades y las humillaciones que los palestinos tienen que soportar, citó el caso de un estudiante de An-Najah al que en un checkpoint los israelíes grabaron con un cuchillo la estrella de David en el brazo. A pesar de los tiempos difíciles que corren, insistió en la importancia de seguir organizando videoconferencias, campos de trabajo de verano y debates entre internacionales y la comunidad local a fin de acortar distancias. Animó a los internacionales a participar en el programa de voluntariado, describiéndolos como testigos oculares directos que a su vuelta podrán reportar lo que han visto, contrarrestando así la imagen –a menudo falsa- que los medios occidentales proporcionan sobre los palestinos.

 

En relación a la imagen que los medios de comunicación americanos suministran sobre la ocupación, uno de los estudiantes americanos señaló que los tópicos existen en todas partes –tanto en occidente como en el mundo árabe-. Uno de estos prejuicios es la tan extendida creencia dentro de la comunidad islámica de que los medios de comunicación americanos tratan a los Palestinos como terroristas como resultado de un intenso control ejercido por el colectivo judío en los Estados Unidos. “Esto es falso”, declaró. Aunque coincidió en que los medios americanos están lejos de tratar el conflicto de manera objetiva y crítica, insistió en que esto no era debido a una presión proveniente del lobby judío.”Los judíos” remarcó, “estarían muy contentos si tuvieran tanto poder”.

 

 

 

- Home -

© All Copyrights Reserved - An-Najah National University - Zajel Youth Exchange Program 2005

Translated by: Nadia Hasan